Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Un problema muy común cuando tenemos más de una máquina en la red, tanto en Windows como en Linux, es que cada vez que aparece una actualización de un paquete, se tendrá que descargar del repositorio, una vez por cada máquina que tengamos.
En el mundo Linux podemos utilizar un software, apt-cacher-ng, que creará y gestionará un repositorio local en nuestra red, de modo que reduzca el tráfico con el exterior. La primera vez que descarguemos un paquete, lo haremos del exterior, vía apt-cacher-ng, que lo almacenará en su repositorio local. Los sucesivos equipos que necesiten dicho paquete, lo descargarán del repositorio local, que será más rápido y evitará congesionar el tráfico desde el exterior de nuestra red.

La instalación del servidor se puede hacer mediante:

El servicio instalado es /etc/init.d/apt-cacher-ng. Es necesario tener instalado Apache para responder a las peticiones HTTP.
Una vez hecho esto tenemos que indicar en los equipos clientes que accedan al servidor apt-cacher-ng para la instalación de sus paquetes:

En la orden anterior hemos supuesto la IP 172.30.160.92 para el servidor, y el puerto por defecto para apt-cacher-ng.
Si trabajamos con un portatil y queremos utilizar solamente la caché de paquetes cuando estemos en la red del servidor, la solución será la siguiente:
Crear script /etc/NetworkManager/dispatcher.d/99SetAptProxy con el siguiente contenido:

Darle permisos para su ejecución en el arranque:

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *